¿Será necesario aprender idiomas en el futuro?

Hace un tiempo publiqué una reflexión en LinkedIn donde me preguntaba si en el futuro sería necesario aprender idiomas, y realmente hubo un debate bastante interesante sobre el tema, aunque la respuesta general fue que si, que seguirá siendo necesario. Cosa con la que no estoy para nada de acuerdo, ya que creo que gracias a la tecnología, esa barrera será superada.

Antes que nada, aclarar que estoy de acuerdo que como con todo en esta vida, el saber no ocupa lugar y mi reflexión o el debate que me gustaría generar con esta no tiene nada que ver con si tenemos que aprenderlo o no, si no si será necesario para poder comunicarnos con personas que no hablen nuestro idioma. Lo que quiero decir es que si tienes la oportunidad de aprender otro(s) idiomas, adelante, ganarás en riqueza intelectual, en conocimiento y posiblemente en el proceso aprenderás un montón de cosas nuevas que no están directamente relacionadas con el aprendizaje del idioma en cuestión. Pero que si no conoces el idioma de tu interlocutor, gracias a la tecnología esto ya no supondrá una barrera.

En la actualidad tenemos muy claro que el ingles es el idioma de los negocios, y que por lo tanto, si no es tu lengua materna, es casi un obligación que lo aprendas. Pero quien dice de dentro de 15 años el chino se no convierta en el idioma predominante en los negocios, o el alemán, por poner un ejemplo. En ese caso, todos los años de formación que se están invirtiendo en aprender ingles, no servirán. Que si, que conoceremos un idioma extra con el que comunicarnos, que en realidad no será una inversión perdida por que habremos obtenido ese conocimiento. Pero no nos servirá para el mundo laboral.

Pero no nos centremos en el mundo de los negocios en exclusiva. Imagina que quieres viajar a Japón, donde tienen otro idioma y otro alfabeto totalmente distinto al nuestro, ¿como te comunicas con ellos? Pues pasándolo muy mal.

De hecho, acabo de realizar una búsqueda en Google y me dice que existen en el mundo alrededor de 7.000 idiomas y que de estos, unos 200 tienen mas de un millón de personas que lo hablan.

Creo que una de las negativas a que la tecnología pueda llegar a resolver este problema al 100% (casi todos los comentarios que leí en el post de LinkedIn que antes he mencionado, dicen que si, pero…) es ver como son los traducciones automáticas en la actualidad. Pero hemos de tener en cuenta que el avance de la tecnología es exponencial y que lo que se ha tardado veinte años en conseguir, se puede duplicar en apenas cinco años y luego se volverá a duplicar en dos y luego se triplicará en un solo año. Para muestra un botón, esta gráfica nos enseña como ha crecido la velocidad de los IPhone en cada una de sus versiones. Al principio muy poco, costaba hacer que fuese más rápido, del primer IPhone al 4 apenas se aprecia una mejora de velocidad, pero a partir de ahí se dispara en cada versión:

Esto que nos dice, que han podido tardar mucho para llegar al nivel de calidad de las traducciones actuales, que no son para nada perfectas, pero que son mucho mejores que hace diez años y que dentro de dos años sera infinitamente mejor y que no podemos llegar ni a imaginar como serán dentro de diez años.

Y eso que ha día de hoy ya tenemos productos bastante solventes, que nos pueden ayudar en mas de una situación. Sin ir mas lejos, os voy a contar una anécdota personal al respecto. Tengo un primo trabajando y viviendo en Japón desde hace ya algún tiempo, el ha aprendido el idioma y se desenvuelve muy bien, pero claro esta, ni su madre, ni el resto de familiares hablamos japones. Pues resulta que hace unas semanas volvió a casa a pasar unos días y se vino con su novia, que no habla nada de español. Decidí que era un buen momento para poner en práctica mi teoría. Así que baje la App de Google Translator para Android y me puse a hablar con ella. En paralelo mi primo me confirmaba que la traducción era correcta (casi siempre).

La conversación no era muy fluida ya que tienes que hablar por turnos, pero ahí estaba yo hablando con una japonesa, cada uno en un idioma. Entendiéndonos. Y esto es el presente, ya se puede hacer. No tengo la menor duda que en un futuro no muy lejano esas traducciones serán en tiempo real, conversando con normalidad y con un traductor automático que entienda frases hechas, contextos, etcetera.

Sigamos con el presente, se presento en el MWC del año pasado, pero en el de este año ya era un producto funcional. Travis es un traductor que “habla” 60 idiomas. Hace lo mismo que el de Google, pero encapsulado en un producto. Quien te dice que en cinco años no lo hacen del tamaño de un pinganillo y lo puedas llevar integrado como si de un manos libres se tratase.

Pero hay mas, Skype ya incorpora en fase de pruebas un traductor automático mientras hablas. Además utiliza aprendizaje automático para hacer que sus traducciones sean mejores. Por que aquí esta la que creo que será la clave de todo esto. La calidad de las traducciones mejorará increíblemente gracias a la inteligencia artificial y al machine learning.

Hace apenas cinco años ninguno de estos “palabros” estaban de moda (aunque ya se trabajaba en ello), pero ahora las lees por todas partes y parece que de repente en temas de inteligencia artificial hemos pasado de cero a cien en dos años (os acordáis de lo que decía del crecimiento exponencial, pues eso, lo que pasa es que ahora es cuando se ha superado la barrera y el crecimiento es brutal).

Google trabaja en un traductor basado en redes neuronales que promete revolucionar la calidad de las traducciones. La red no traducirá palabra por palabra, sino que hará como un traductor humano, interpretará la frase entera y la encajará en su contexto para que la traducción tenga sentido gramaticalmente.

Finalizando, no creo que no debamos seguir aprendiendo idiomas, por supuesto, pero creo que en un futuro no tan lejano, se podrá hacer simplemente por placer y no por deber, ya que gracias a la tecnología el idioma no será un problema para comunicarnos.

Discuss!

Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *